Cultivar tus propios vegetales en tu propio huerto es más sencillo de lo que imaginas. Además, tus alimentos serán más saludables y sabrosos si obtienes los ingredientes de manera orgánica desde casa, evitando así pesticidas, colorantes u hormonas añadidas.

Si ya te decidiste a tener tu huerto, entonces el proceso te será relativamente fácil si tomas en cuenta los cuidados necesarios. Por ejemplo, puedes comenzar cultivando jitomates jugosos y deliciosos en tu jardín desde hoy mismo.

Aprende a cultivar los jitomates siguiendo estos cinco pasos:

  1. Prepara la tierra.- los jitomates necesitan de una buena tierra llena de nutrientes para poder germinar, así que lo recomendable antes de plantar las semillas es preparar la tierra con composta y tierra de hoja.
  2. Siembra.- las semillas deben sembrarse a una profundidad igual a su tamaño, es decir, que apenas las cubra un poco de tierra. Lo mejor es sembrarlas en pequeñas macetas y luego trasplantarlas a una cama de cultivo en cuanto tenga tres hojas o midan entre 5 y 8 cms.
  3. El clima.- lo ideal es sembrar tus jitomates cuando acabe el invierno, o sea a principios de la primavera, ya que esta planta es muy sensible a la temperatura.
  4. Riega.- Cuando las semillas están empezando a germinar resulta vital regarlas por goteo, únicamente lo suficiente para que siempre se mantenga húmeda la tierra. Después de trasplantar, riégala más profundamente cada tercer día y solo en las raíces para no dañar las hojas.
  5. Sol directo.- es indispensable que a tu huerto de jitomates le dé el sol por lo menos siete horas al día para que así los tomates puedan tener buen sabor y crezcan sanos.

¡Así de sencillo! Siguiendo esta pequeña guía comprobarás cómo en un par de meses las plantas darán sus frutos y tú podrás disfrutar de exquisitos jitomates cultivados en tu propio jardín.

Déjanos tu comentario

© 2017, PROMOTORA DE INVERSIONES SUMMA, S.A. DE C.V. Derechos Reservados.