Cuidar rosales no es tan complicado como se cree: con un poco de fertilizante, riego y podas, tus rosas lucirán más bellas que nunca. Para mantener tus rosales hermosos todo el año, aquí encontrarás algunos consejos simples que te ayudarán en el proceso:

Riego
Las rosas son demandantes de luz del sol, necesitan por lo menos seis horas de luz solar por día. Si vives en un clima muy cálido, siembra tu rosal en el lugar donde la sombra dé por la tarde. Procura regar en la base de la planta de forma abundante. Lo ideal es que el riego sea por la mañana.

Fertilizante
Te recomendamos fertilizar cuando las hojas comienzan a crecer. Las rosas que florecen continuamente tienen la necesidad de ser nutridas. Lo mejor es utilizar un fertilizante soluble en agua (cada dos semanas) o un fertilizante de larga duración.

Cuidados
Para que las rosas florezcan es necesario podarlas de manera constante y quitar las flores desvanecidas o las que tengan una apariencia (en color) distinta a las demás. Esto ayudará a que los rosales tengan mayor número de flores.

Corta las flores viejas por debajo de la flor, justo encima de la primera yema. Es importante dejar el follaje intacto, ya que esto dará como resultado el tener más flores; así como quitar las rosas marchitas a principios del otoño para ir preparando tu rosal para el invierno. Si cultivas rosas que florecen en racimos, notarás que el botón central es el que tiende a dominar el grupo y es el que florece primero. Si lo quitas, el resultado será un aumento de rosas.

Humedad en el subsuelo
Para mantener más húmedo el suelo y evitar el crecimiento de hierbas o malezas no deseadas, lo recomendable es el uso de cubresuelos como Terracolor® o Ecorteza®, con colocar una capa de 5 cm basta. El uso del cubresuelos te ayudará a conservar la humedad, evitará que el suelo se compacte, protegerá de los cambios de temperatura y enriquecerá paulatinamente el suelo de tus rosales.

Proteger tus rosas en invierno
Las rosas necesitan un poco de tiempo para prepararse para el invierno. Deja de fertilizar a finales del verano y elimina las flores marchitas a principios del otoño. Esto va a frenar su crecimiento y empezarán el proceso de invernar. Cuando empiece la temporada de heladas verás que la mayoría de las hojas empiezan a caerse, por lo que se recomienda poner una capa gruesa de cubresuelos (Terracolor® o Ecorteza®) con 10 o 15 cm de espesor, permitiendo el drenado de agua.

Déjanos tu comentario

© 2017, PROMOTORA DE INVERSIONES SUMMA, S.A. DE C.V. Derechos Reservados.
Simple Share Buttons
Cart Item Removed. Undo
  • No products in the cart.